Editar el contenido

,

Visual merchandising: Ciencia y diseño detrás del retail

El visual merchandising es una disciplina que combina habilidades de diseño con conceptos científicos de la psicología para potenciar el componente comercial de los productos, persuadir al público e influir en su comportamiento de compra. En esencia, se trata de estrategias que buscan impulsar las ventas a través de espacios que brindan experiencias multisensoriales, inmersivas y memorables.

Cada uno de los cinco sentidos juega un papel clave para lograr una asociación emocional entre la marca y el cliente. Una conexión en donde intervienen diversos estímulos que inician en el exterior del establecimiento con el escaparate, y continúan con la atmósfera interior que mantiene la misma narrativa. Una historia plasmada en la música y el aroma, la iluminación y la temperatura, el mobiliario y la distribución del espacio, la composición de materiales y colores, y todo aquello que invita a la interacción a través del tacto, el gusto, el olfato, el oído y la vista.

Storytelling 
La creación de una narrativa que convierte el punto de venta en un concepto que respira e ilustra los valores, la esencia y la identidad de la marca. La capacidad de transformar un espacio comercial en un escenario que despierta emociones a través de historias, pero no contándolas, sino mostrándolas, haciendo partícipe al cliente e invitándolo a imaginar la experiencia que podría tener al usar el producto.

Marca: Assouline
Fuente: https://www.maisonassouline.com

Señalización 
Elementos gráficos que guían a través del espacio comercial como flechas en el piso, textos en los muros, displays y material pop adaptado a temáticas o fechas especiales, brindando así una imagen de tienda en constante renovación, pero manteniendo siempre los lineamientos y la identidad corporativa.

Macrolayout 
Consiste en la representación de un plano que define el punto de acceso, el recorrido de compra, la disposición del mobiliario, la medida de los pasillos, la distancia entre elementos y las zonas cálidas y frías, con la finalidad de lograr la mayor rentabilidad del espacio.
Zonas calientes: Áreas de paso obligado, como el acceso y los pasillos, que sirven para exhibir productos con menor frecuencia de compra.
Zonas frías: Áreas fuera de la circulación “natural”, como exhibiciones detrás de las columnas o rincones con acceso reducido que, por lo tanto, son susceptibles de ser ocupadas por productos con mayor rotación para aumentar el flujo de tráfico.

Microlayout 
Corresponde a la exhibición de los productos dentro del mobiliario, en donde el esfuerzo de compra condiciona la ubicación del producto. De esta manera, las novedades se ubican cerca de la entrada para captar interés, las ofertas al fondo para obligar a realizar el recorrido completo y los productos de compra impulsiva delante de la línea de caja.
Focus on: Corresponde al nivel de exposición con mayor potencial de venta que se encuentra en la parte central y a la altura de la vista, luego la mirada se desvía hacia arriba, hacia abajo, luego a la izquierda y, por último, a la derecha.
Agrupación: Por colores, temas, colección o temporada, así como también por uso complementario para potenciar la venta cruzada de dos o más productos.
Autoservicio: Una exhibición que vende por sí misma, sin necesidad de la asistencia de un asesor. Para ello es necesario tener en cuenta la accesibilidad y visibilidad del producto en todas sus variedades, así como también la correcta señalización de precios y ofertas de los mismos.

Escaparate
Son exhibiciones diseñadas para despertar curiosidad y captar la atención de los consumidores, incluso de aquellos que no tenían la intención inicial de comprar, convirtiéndose en un elemento determinante para que los clientes potenciales ingresen a la tienda o pasen de largo. Estas vitrinas sirven tanto para destacar productos, ofertas o nuevos lanzamientos, como también para promover la marca y diferenciarse de la competencia, siempre en coherencia con la temporada, las tendencias del mercado y las promociones y narrativa del interior.

De esta manera, el visual merchandising se convierte en una herramienta poderosa para diversos comercios como locales de ropa, cosmética, tecnología, decoración, centros comerciales o negocios de alimentos y bebidas. Una metodología sistemática y coordinada, representada en su máxima expresión en una visita al supermercado que termina con un carrito de compras lleno de productos que no estaban en la lista inicial. Un claro ejemplo de cómo funciona el visual merchandising en la mente del consumidor, generando nuevas necesidades y creando oportunidades de negocio, convirtiéndo así la venta de experiencias en la fórmula del éxito detrás del diseño comercial.

Créditos imagen de portada:
Marca: Cartier
Fuente: https://www.photohound.co/

¡Compártelo!

Ver

Lo más visto

Leer Más

Renueva tu casa en un instante con la magia del papel tapiz

Renueva tu casa en un instante con la magia del papel tapiz

Despierta tu creatividad, dales vida a las paredes y transforma tus espacios en un instante con la versatilidad sin límites

Arquitectura inmersiva: Espacios que desdibujan los límites entre el interior y exterior

Arquitectura inmersiva: Espacios que desdibujan los límites entre el interior y exterior

Un viaje a través de la arquitectura inmersiva que desdibuja los límites entre espacios interiores y exteriores en una experiencia

Tiendas Pop-up: El legado creativo de la arquitectura efímera

Tiendas Pop-up: El legado creativo de la arquitectura efímera

Sumérgete en el mundo efímero de las tiendas Pop-up y descubre cómo estas estructuras están redefiniendo el concepto de diseño